Textos, Apunts, Activitats, Notícies, Links, Fòrum.
MENÚ
Notícies

Inici

Textos

Apunts

Activitats

Notícies

Links

Fòrum

 

 

Darwin en el eje del mal
Alentados por la victoria de Bush, los cristianos evangélicos que se oponen a la teoría de la evolución vuelven a la carga
El intento de los 'creacionistas'de exponer sus ideas en los libros de texto llega ante el juez


ANDY ROBINSON - 14/11/2004
Nueva York

Animados por la victoria de George W. Bush en las elecciones presidenciales, los creacionistas -cristianos evangelistas que se oponen a la enseñanza de la teoría de la evolución- vuelven a la carga en los institutos de la América media, desde Wisconsin a Georgia.

Cuentan con un amplio respaldo popular. Según un sondeo realizado por el Pew Institute en abril de 2004, dos de cada cinco norteamericanos creen que lo que se dice en la Biblia -incluidos capítulos sobre la creación del mundo en seis días y el jardín de Edén- es literalmente cierto.

Por eso, la visita este mes a Estados Unidos del neodarwinista británico Richard Dawkins, uno de los zoólogos más prestigiosos del mundo, ha generado más interés que nunca. Dawkins, catedrático de la Universidad de Oxford, ha respondido a una serie de preguntas de creacionistas en las tertulias radiofónicas celebradas durante la gira de presentación de su nuevo libro, The Ancestor´s Tale (Houghton Mifflin, 2004), en Estados Unidos. Su impresión, según afirmó a La Vanguardia en una conversación mantenida el martes en una librería de Manhattan, es que "mas que fanatismo, se trata de una cuestión de ignorancia; cuando hablo con ellos muestran interés y quieren saber más". Por eso, añadió, "la solución tiene que ser la educación".

Pero todo indica que en los estados del sur e interior, feudos de George W. Bush, la educación, lejos de ser la solución, se ha convertido en parte del problema. Esta semana se celebra un juicio en Atlanta (Georgia) en el cual Marjorie Rogers, abogado evangelista, defiende la decisión de adjuntar en la carátula de todos los libros de biología usados en institutos del condado de Cobb un aviso que advierte: "Este libro de texto contiene materia sobre la evolución. (...) Es una teoría y no un hecho, (...) y debe ser estudiado cuidadosamente y considerada de forma crítica".

Se ha comparado este caso con el famoso juicio del mono contra el maestro escolar Jo-hn Scopes, juzgado por enseñar las teorías de Darwin en Tennessee en 1925. Pero las diferencias entre los dos juicios son quizá más significativas: mientras el juicio del mono se calificaba como "el duelo entre el cristianismo y la evolución", ahora en el estado de Georgia la ofensiva evangelista se ha disfrazado de defensa del pluralismo intelectual. Abandera su causa el llamado Discovery Institute, un think tank con sede en Seattle, que defiende la llamada teoría de diseño inteligente, la nueva seudociencia antievolucionista.

"No pretendemos que se enseñen únicamente nuestras ideas, sólo que se reconozca que es legítimo criticar las teorías neodarwinistas y químicas de la evolución", dijo Seth Cooper, del Discovery Institute, el miércoles en una entrevista telefónica.

Los defensores del diseño inteligente sostienen que la ciencia evolucionista no explica los fenemonos complejos de la naturaleza como las llamadas "novedades morfológicas"; por ejemplo, la creación de órganos como el ojo. No ofrecen estos sectores una explicación científica alternativa, sino que plantean que, más que el proceso azaroso de la selección natural, haría falta un diseño "inteligente", sinónimo para los evangelistas de Dios.

Dawkins responde en las 650 páginas de su nuevo libro que la metodología darwinista, en combinación con tecnologías como la investigación genética de ADN, en realidad explica hasta los fenemonos más complejos. Es más, añade que si aún hay fenómenos sin explicación, "la ciencia tiene que buscar formas de comprenderlos y no achacarlos a una fuerza sobrenatural". Dawkins calificó la teoría de diseño inteligente de "pereza intelectual".

Sin embargo, directores de institutos de Grantsburg, una pequeña localidad del estado de Wisconsin, votaron la semana pasada a favor de incorporar las teorías de diseño inteligente a la enseñanza de biología, lo que se considera un punto de inflexión en la ofensiva de los creacionistas. El creacionismo se ha colado en el aula, dijo Dan Waller, vecino de Grantsburg citado en el diario Minneapolis Star:"Lo han disfrazado de diseño inteligente".

Según Esther Kaplan, autora del libro With God on their side es el Discovery Institute, que, sostiene, recibe "financiación importante de grupos que apoyan la adopción de las leyes bíblicas en EE.UU.".

Según reconoció Seth Cooper, el Discovery Institute aspira a que artículos sobre el diseño inteligente sean publicados en revistas académicas para que así adquieran credibilidad científica.

Por su parte, evangelistas como Tom Willis, director de la Asociación de Ciencias de Creación de la America Media, con sede en Missouri, han aprendido el lenguaje de la filosofía moderna: "Existen vínculos claros entre la posmodernidad y el evolucionismo", dijo, tras citar al filósofo Karl Popper, en una conversación mantenida en Kansas City antes de las elecciones.

Willis, que se define como evangelista, está pendiente de "la segunda aparición de Jesucristo". Y añade que, en su opinión, "la idea de una educación exenta de la religión es absurda".

Dawkins, por su parte, es ateo, pero plantea que son precisamente las "hazañas" de complejidad "pasmosa" de la selección natural -habló de la araña que teje un submarino con depósito de aire para sumergirse en el agua o la mosca africana tábano, que perfora en dos sentidos en el barro para desviar las grietas cuando éste se seca- las que deben sostener cualquier creencia en Dios.

 




És permés el plagi total i/o parcial de la pàgina web.
Els realitzadors d'aquesta únicament demanen que feu constar d'on heu extret el material que ens copieu, gràcies.
Per qualsevol dubte o suggerència, contacteu amb el Webmaster